Bebidas con azúcar, ¿todo o nada?

bg_nina_bebiendo_agua

Es importante reconocer que las bebidas que aportan energía es debido a componentes en forma de carbohidratos refinados por lo general de sabor dulce a excepción de bebidas a base de cereales que pueden no tener sabor dulce pero siempre aportar energía. Las de sabor dulce son principalmente a partir de la sacarosa (el azúcar de mesa), la fructosa (el azúcar de la fruta), la lactosa (el azúcar de la leche), los jarabes de maíz, muy usados en diferentes bebidas de sabor dulce como jugos, batidos o licuados. Por lo tanto las bebidas que aportan energía son leche, jugo de fruta natural o artificial, bebidas carbonatadas o sodas y  cualquier otra a la que se le añada estos endulzantes para cambiar su sabor cítrico o amargo por dulce.

Hoy en día y luego de diversos estudios sobre la relación del alto consumo de azúcar y la obesidad en niños y adultos la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa que sus recomendaciones para reducir la ingesta de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida se basan en el análisis de los últimos datos científicos. Estos datos muestran, en primer lugar, que los adultos que consumen menos azúcares tienen menor peso corporal y, en segundo lugar, que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta va asociado a un aumento comparable del peso. Además, las investigaciones evidencian que los niños con los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen más probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad que aquellos con un bajo nivel de consumo de este tipo de bebidas.

Las recomendaciones contenidas en la directriz se centran en los efectos documentados para la salud que produce la ingesta de «azúcares libres». Estos incluyen los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta.

La recomendación se apoya además en datos que evidencian que un consumo de azúcares libres  superior al 10% de la ingesta calórica total produce tasas más elevadas de caries dental que un consumo inferior al 10% de la ingesta calórica total.

Siendo la leche y refrescos naturales los más saludables y recomendados para consumo regular especialmente para niños y adolescentes en crecimiento y por su aporte de nutrientes, mas sin embargo no deben ser a libre demanda, una recomendación diaria saludable puede mantenerse en:

  • 1 a 2 tazas de leche al día
  • 6 oz de jugo de fruta natural al día

Promueva la ingesta de agua pura en su hogar antes y después de las comidas, es la mejor forma de hidratación para pequeños y grandes!

Importancia de la Hidratación en Niños

Agua y NiñosEl agua es un elemento esencial para la vida, nuestro organismo requiere de agua para funcionar con normalidad, representa dos tercios del peso de un ser humano, es decir mas del 60%, presentándose en todas partes del cuerpo: 20% en los huesos, 85% en el encéfalo, 70% en la piel, 80% en el corazón y 0.2% en los dientes. 

La infancia es una etapa fundamental para el desarrollo intelectual y físico de la persona. La carencia de algún nutriente puede ser un impedimento para el desarrollo, precisamente el agua es un nutriente que juega un papel primordial en el crecimiento y desarrollo del niño.

 

NiñosDiferentes investigaciones han comprobado que beber agua frecuentemente durante el tiempo que se está recibiendo clases o cualquier tipo de instrucción, mantiene el cerebro alerta y listo para aprender.

 

El agua activa el cerebro para:

  • Mantener la eficiencia de los impulsos eléctricos y la química cerebral entre el cerebro y el sistema nervioso.
  • Más eficiencia en el almacenamiento y recuperación de datos
  • La hidratación adecuada mejora todas las habilidades académicas
  • Mejora la adaptación y manejo de situaciones estresantes, como tomar exámenes.
  • Mejora la concentración
  • Mejora la coordinación mental y física

NiñosConsumo de Agua adecuado en niños

 El consumo de las bebidas satisface, por término medio, el 80 % de las exigencias de agua del organismo, en comparación con los alimentos que sólo lo hacen en un 20%.

En la infancia las necesidades de agua se determinan de acuerdo a la edad del niño o niña, de 2 a 8 años de edad se recomienda un consumo mínimo de 1 a 1.5 litros de agua pura al día. Recomendación que puede aumentar por diferentes situaciones: temperaturas muy elevadas, ejercicio excesivo, fiebre, vómitos, diarreas, entre otras.

La Deshidratación en niños

Debido a que la deshidratación severa puede poner la vida en peligro, es muy importante que conozca cuáles son los síntomas de la deshidratación en los niños y que reaccione con rapidez para ayudarlos a refrescarse y rehidratarse.

 Prevenir la deshidratacionLos síntomas de la deshidratación en los niños pequeños son:

  • Ausencia de producción de lágrimas, piel, boca y lengua resecas, Ojos hundidos, Piel reseca, Disminución de producción de orina, Fatiga, mareos.

El mejor momento para tomar agua

 

Saber cuándo los niños deben tomar agua también es importante. Pensar en ofrecerle a los niños 1.5 litros de agua al día puede que suene demasiado pero, si su distribución se planifica adecuadamente la tarea será mucho más fácil. Intente que el niño tome agua de la siguiente manera: 1 vaso de agua pura al levantarse ya que así se conseguirá una mejor hidratación y se activarán los mecanismos de limpieza del organismo. El resto a lo largo del día: antes de comenzar cada comida, desde el desayuno hasta la cena, y 1 vaso de agua a media mañana y media tarde.

 

Lupita ArguetaConsejos para la adecuada hidratación en los niños

  • Tenga presente que es importante que los niños pequeños se hidraten cuando juegan al aire libre, en especial, durante días muy calurosos. Pídales que beban líquido antes de empezar a jugar y llámelos con frecuencia para que descansen y tomen bebidas.
  • Sirva bebidas a temperaturas moderadas a fin de estimular un mayor consumo de líquido, las temperaturas muy frías no permiten que consuman volúmenes muy altos.
  • Recuerde que existe una gran variedad de alimentos con un alto contenido de agua que contribuyen al consumo total de líquidos. Las frutas, las verduras, las sopas y hasta las paletas de helado tienen un alto contenido de agua.
  • Facilite la disponibilidad de agua en casa para los niños, no espere a que ellos se lo pidan.  Ponga a su alcance botellitas de agua, depósitos atractivos e higiénicos para que tenga agua en todo momento.
  • Platique con sus hijos sobre los beneficios del agua y hágalos desde pequeños partícipes de cuidar de su salud.
  • En casa predique con el ejemplo, recordar que una acción vale más que mil palabras, si los adultos tenemos el buen hábito de tomar agua pura, les facilitaremos a nuestros hijos poder hacer cambios positivos.