Vacaciones, la oportunidad de compartir buenos hábitos

¿Ha pensado que hará con su familia en estos días de vacaciones? adonde irán de paseo? qué vacacionesfamiliarestaurantes visitará? hasta cuales comidas y bebidas pedirá.

Ha pensado también en cómo se dirige a la forma en la que comerá durante las vacaciones, si usa frases como “bueno es hora de dejar la dieta en vacaciones”, “las vacaciones están hechas para disfrutas y comer lo que uno quiera”, seguramente llenará su casa de golosinas empacadas y hará huelga en la cocina, pero…. Ya considero que ejemplo esta dando a sus hijos? los restringe y regaña por comer algunas golosinas, postres y comidas rápidas en los días “normales” cuando van al colegio y no hay vacaciones, pero hoy refuerza con sus palabras y forma de actuar con el mayor entusiasmo por lo “prohibido” y quizá ese ha sido el mayor problema, seguir creyendo que en la alimentación hay alimentos buenos y malos, libres y prohibidos y que es pecado comerlos. Este día le animo a buscar un equilibrio tanto en su forma de organizar la alimentación en casa cuando no están de vacaciones como cuando las hay, los extremos generan relaciones espinosas y conflictivas con la comida, prohibir y regañar solo lleva a acciones como comer a escondidas de forma compulsiva, ¿le ha pasado?.

La alimentación es un proceso que debe ser agradable, armónico, es una oportunidad de darle al cuerpo nutrientes que realizan funciones esenciales cada día, las siguientes recomendaciones pueden serle útiles para buscar el equilibrio:

1. Recuerde realizar de 3 a 5 comidas al día, en respuesta a señales de hambre (cada 3 a 4 horas).

2. Armonice los 6 grupos de alimentos en sus comidas usando al menos 3 de ellos en cada comida principal: harinas y cereales, carnes y huevo, leche, grasas vegetales, vegetales y hojas verdes, frutas.

3. Las golosinas empacadas pueden ser el 10% de la lonchera de los niños, las preparaciones hechas en casa el 90%, siempre ponga algún alimento natural, juegue con los colores.

4. Lee etiquetas nutricionales en los empaques, recuerde que muchas golosinas y chips son frituras profundas, fuente de grasas saturadas, azúcar y muchos preservantes que mejoran el sabor. Compre empaques individuales y pequeños.

5. Limite las comidas fuera de casa a 2 a 3 veces a la semana, si en vacaciones se aumentan, intente que las comidas rápidas, postres y bebidas azucaradas no estén juntos en el mismo tiempo de comida.

6. Practique pensamientos de moderación y autocontrol, piense que laoportunidad de comer algo rico no termina hoy, cada día seleccione, haga una negociación interna para no terminar en culpa y castigo!

7. Promueva tener días activos, practicar deportes favoritos y la buena actitud ante el ejercicio, el ejemplo es mejor que un regaño e imposición.

A disfrutar de una vida en equilibrio se ha dicho!vacation-670x270

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s