Bebidas con azúcar, ¿todo o nada?

bg_nina_bebiendo_agua

Es importante reconocer que las bebidas que aportan energía es debido a componentes en forma de carbohidratos refinados por lo general de sabor dulce a excepción de bebidas a base de cereales que pueden no tener sabor dulce pero siempre aportar energía. Las de sabor dulce son principalmente a partir de la sacarosa (el azúcar de mesa), la fructosa (el azúcar de la fruta), la lactosa (el azúcar de la leche), los jarabes de maíz, muy usados en diferentes bebidas de sabor dulce como jugos, batidos o licuados. Por lo tanto las bebidas que aportan energía son leche, jugo de fruta natural o artificial, bebidas carbonatadas o sodas y  cualquier otra a la que se le añada estos endulzantes para cambiar su sabor cítrico o amargo por dulce.

Hoy en día y luego de diversos estudios sobre la relación del alto consumo de azúcar y la obesidad en niños y adultos la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa que sus recomendaciones para reducir la ingesta de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida se basan en el análisis de los últimos datos científicos. Estos datos muestran, en primer lugar, que los adultos que consumen menos azúcares tienen menor peso corporal y, en segundo lugar, que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta va asociado a un aumento comparable del peso. Además, las investigaciones evidencian que los niños con los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen más probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad que aquellos con un bajo nivel de consumo de este tipo de bebidas.

Las recomendaciones contenidas en la directriz se centran en los efectos documentados para la salud que produce la ingesta de «azúcares libres». Estos incluyen los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta.

La recomendación se apoya además en datos que evidencian que un consumo de azúcares libres  superior al 10% de la ingesta calórica total produce tasas más elevadas de caries dental que un consumo inferior al 10% de la ingesta calórica total.

Siendo la leche y refrescos naturales los más saludables y recomendados para consumo regular especialmente para niños y adolescentes en crecimiento y por su aporte de nutrientes, mas sin embargo no deben ser a libre demanda, una recomendación diaria saludable puede mantenerse en:

  • 1 a 2 tazas de leche al día
  • 6 oz de jugo de fruta natural al día

Promueva la ingesta de agua pura en su hogar antes y después de las comidas, es la mejor forma de hidratación para pequeños y grandes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s